¿Qué es un techo inclinado a cuatro aguas?

Un techo a cuatro aguas tiene pendientes en los cuatro lados. Todos los lados tienen el mismo ángulo y provienen de la cresta.

Un techo inclinado a cuatro aguas tiene varias ventajas como el no tener partes planas ni verticales, haciéndolo muy estable, o el asegurar un drenaje duradero y confiable de lluvia y nieve en todas las direcciones.

Si tu edificación está ubicada en un área con vientos fuertes, se recomienda un techo a cuatro aguas.

-